¿Porqué es tan importante darle servicio a tu automóvil?

La checklist que necesitas para mantener tu automóvil en perfecto estado:

1. Verifica la presión de los neumáticos

Tener una presión adecuada en los neumáticos promueve la seguridad vial y, además, extiende su vida útil. Cuando no están inflados de manera correcta, ya sea por exceso o por falta de aire, se dificulta la conducción, pues resulta más difícil tanto desplazarse como detenerse. 

Cabe resaltar que una presión correcta también aumenta la eficiencia en el consumo de combustible. Puedes conocer cuál es la cantidad de aire correcta para tus neumáticos en el manual del propietario.

2. Mide el nivel de aceite

El nivel de aceite del motor es esencial para el óptimo rendimiento del automóvil. Su trabajo es mantener lubricadas todas las piezas móviles, evitando la fricción y avería de las mismas. Asimismo, el aceite también se encarga de transferir calor fuera del ciclo de combustión, atrapando y reteniendo subproductos desagradables. 

Por ende, es muy importante medir periódicamente los niveles de aceite; en el manual del propietario encontrarás cuál es el nivel correcto que debe tener tu automóvil. La buena noticia es que medir el aceite es un procedimiento muy sencillo que puedes hacer tú mismo

3. Limpia el coche con frecuencia

Es necesario programar rutinas de lavado y encerado al menos una vez cada seis meses, pues esto garantiza la durabilidad de la pintura; además, previene la corrosión causada por residuos presentes en las carreteras. 

Esta limpieza puedes realizarla por tu cuenta si prefieres ahorrar dinero, pero recuerda que debe ser profunda y acorde a las necesidades del coche. Asimismo, recuerda que, si mantienes la buena apariencia de tu vehículo, conservará un mejor valor (esto es importante si en algún momento deseas venderlo). 

4. Solicita una revisión de los frenos

No existe un tiempo estándar en cuanto a la frecuencia con la que se deben revisar los frenos, pero algunos recomiendan hacerlo cada vez que se rotan los neumáticos o al menos cada seis meses. Sin embargo, si notas algún cambio durante la conducción, es mejor que los mandes a revisar lo antes posible. De este modo evitas un mayor deterioro y cuidas tu seguridad.

5. No ignores sonidos, fugas y olores fuera de lo común

¿Tu auto ha dejado una mancha viscosa en el pavimento? ¿Produce ruidos extraños cuando enciendes el motor o percibes algún olor diferente? Estas particularidades son señales que no se deben ignorar, pues pueden ser un indicativo de que el automóvil necesita reparaciones. Te recomendamos que lleves rápidamente el coche al taller, para así evitar averías peores en el futuro.

6. Échale un ojo al sistema de escape

Es importante revisar si hay fugas en el sistema de escape, pues estas pueden ser peligrosas debido a la acumulación de monóxido de carbono. En este caso es necesario reemplazar los componentes dañados o corroídos.

7. No te olvides del sistema eléctrico

El sistema eléctrico es de suma importancia para el óptimo funcionamiento del auto. Esto incluye el estado de la batería, los cables y las bujías. No debes descuidar el mantenimiento de esta área, pues los problemas eléctricos pueden ocasionar dificultades en el arranque y un rendimiento deficiente del motor.

8. Las luces también importan

Asegúrate de que todas las luces funcionen correctamente, incluyendo faros, luces de freno, intermitentes y luces traseras. Una iluminación en buen estado es esencial para la seguridad en la carretera. 

Es muy fácil cerciorarse de que todo funcione adecuadamente: solo debes probar una por una las luces de tu automóvil. Si notas que alguna está fallando, llévala a reparar. Es mejor prevenir con tiempo y así evitar accidentes.

9. Un aspecto crucial: la suspensión y dirección

Dentro de tu lista no puede faltar la inspección de los amortiguadores, resortes y la dirección.Una suspensión en mal estado puede afectar la estabilidad y el manejo del vehículo; además, una dirección mal calibrada es perjudicial para la vida útil de los neumáticos. 

10. Revisión de ventanas y espejos

Asegúrate de que las ventanas suban y bajen correctamente y que los espejos estén bien ajustados. Es necesario prestar atención a estos detalles, pues contribuyen a mejorar la visibilidaddurante la conducción.

11. Por último pero no menos importante: correas y mangueras

Revisa las correas y mangueras del motor en busca de desgaste, grietas o deterioro. Las correas en mal estado pueden causar problemas graves si se rompen mientras conduces.

Ya conoces lo importante que es mantener un buen servicio en tu automóvil no dejes pasar más tiempo para adquirir un excelente paquete de servicio, ahora tu única preocupación será conducir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienes un mensaje
1
💬 Tienes un mensaje
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?